jueves, 30 mayo , 2024

Luz Isnado es la primera árbitra de box en Jujuy: “Quiero tener mi licencia nacional”

Más Leídas

Jujuy HD – De niña quiso ser bailarina de ballet, el destino la llevó a practicar kick boxing y boxeo, hoy le toca bailar con el más feo, en un ambiente donde predominan los hombres, Luz Isnado es la primera árbitra de box en Jujuy.

Entre las veladas de box conoció a Fabián “Chingolito” Ibáñez, hoy su mentor, el que le da consejos, antes de subir al ring. Debutó el pasado viernes en la velada de “Chunay Boxing Club”, donde pudo aplicar todo lo que le dijo Ibáñez. “Aún me falta hacer el curso oficial de la Federación Argentina de Box, para obtener la licencia”.

De oficio panadera, su padre le enseño el arte de hacer pan. Nunca tomó una clase o curso para hacerlo, lo heredo de su padre. Estudia turismo y ya está en 2do año de la carrera. Entrena con José Ochoa kick boxing y con Oscar “El Karateca” Santucho, box. “Me puse a estudiar el reglamento de boxeo y actualmente trabajo en la panadería”.

A sus 22 años, también dicta clases de catecismo a lo chicos de primer año de confirmación en su barrio, El Balcón de Alto Comedero. “Me gusta compartir la palabra, un mensaje positivo a los chicos”.

La curiosidad la llevó a querer ser árbitro de box. Observaba como ser desarrollaba un combate, al árbitro cuando contaba los segundos y analizaba la situación. “Es necesario aprender el reglamento, “Chingolito”, me dijo que ser árbitro es un oficio y que eso es un trabajo”.

En una velada, junto con José Ochoa, observaba como arbitraba Fabián Ibáñez. En un momento José le dijo: “ese es un árbitro”. Ese día se acercó a “Chingolito”, compartieron sus contactos y ahí comenzó. Dejó de ser una curiosidad para luego comenzar a ponerlo en práctica. “El me dio las indicaciones, para llegar hasta ahí, fue el quien me dio una mano, tanto que me regalo un reglamento”.

Las conversaciones con “Chingolo” le ampliaron la visión del arbitraje. Solo se guiaba por lo que miraba, pero de ahora en más, cuenta con las armas para subir al ring, el reglamento y a su maestro Ibáñez.

El día de la velada, llegó una hora antes, se puso la camisa blanca con un moño negro. Inspeccionamos el ring mientras saludaba a las personas. Ese día arbitro cuatro combates, dos femeninas y dos masculinas. “Conmigo suelo criticarme para mejorar, las indicaciones de Chingolo y Aramayo, me ayudaron bastante, en el cuadrilátero estaba segura”.

Las personas que la conocían, fue arriba del ring, ese día fue diferente, no estaba en combate, estaba del otro lado. “No me bromeaban tanto como antes, el uniforme me daba un poco de respeto de las personas hacia mí, la verdad que se sintió bien”.

Los comentarios hacia ella, fueron la mayoría, positivos. Solo uno se quejó de su arbitraje en el combate de exhibición. Tuvo que intervenir en el combate femenino, ya que las chicas se estaban dando duro y ese no era el objetivo. “La pelea había comenzado tranqui, en un momento hicieron clinch (agarre), y desde una esquina el profesor le grito que siga pegando, en realidad no es así el profesor se estaba equivocando. Eso fue lo único, lo demás fue positivo, fue muy lindo el trato que recibí, me han tratado bien”.

No será la primera y única vez de Luz Isnado, arbitrando, Fabián “Chunay” Aramayo le dio toda la confianza para que, en sus veladas, siga arbitrando. “Pienso instruirme y tener mi licencia nacional, quiero comprometerme con esto, voy a seguir, me gusta mucho este deporte”.

Sigue entrenando todos los días. Comenzó otro desafío en su vida personal, ser árbitro de box, pero no se queda con los consejos, quiere más y lo quiere hacer como corresponde, tomar clases en la Federación Argentina de Box (FAB). “Mi misión está presentarme en Buenos Aires y tener mi licencia”.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Segunda velada de box amateur de “Chunay Boxing Club” en el Club Independiente

Jujuy HD – Este viernes a las 22 horas, Chunay Boxing Club realizará la segunda velada del año amateur,...

Te puede interesar