El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, de España (LFP), Javier Tebas, llegará el lunes próximo por la mañana a Buenos Aires, expondrá ante los 30 clubes de primera división que impulsan el proyecto de la Súper Liga como está organizado el campeonato de su país, y por la noche ya estará regresando a Europa.

Claro que para ser aprobado este proyecto es necesario contar con las 4/5 partes de los 75 asambleístas (tendrían que ser 60).
El Estatuto establece que se va a realizar la Asamblea Extraordinaria el 30 de junio para elegir al nuevo presidente de AFA, que tendrá como máximo dos períodos de cuatro años al frente del organismo.

En esa Asamblea no se podrá imponer como orden del día también la modificación de los campeonatos además de la elección del nuevo presidente, por lo que para hacerlo deberá realizarse otra con posterioridad a esa fecha que tendrá un mes de espera, con aprobación de los 2/3 del Comité Ejecutivo.

En la primera reunión sobre el tema del pasado viernes en Ezeiza estuvieron ausentes los directivos de Godoy Cruz, Unión, Huracán, Newell’s, Patronato, San Martín de San Juan, Atlético Rafaela y Colón. Los cuatro primeros enviaron igualmente sus adhesiones.

El reglamento de AFA modificado establece que hasta 2019 debe existir una reducción gradual de equipos de primera división hasta llegar a los 20 participantes.

Sin embargo la instalación de la Súper Liga debe realizarse imperiosamente con el comienzo de la temporada 2016-2017 en agosto próximo, y su matriz contempla en un plazo más inmediato en la composición de la primera división con 20 equipos y la misma cantidad de la B Nacional, que son las dos categorías que abarca la Súper Liga, tal como ocurre con la mencionada liga española, la Premier League inglesa y la Bundesliga alemana, por mencionar algunas de las más grandes de Europa.

La manera de implementar esta reducción es la que hoy por hoy más complica la instrumentación de la Súper Liga, ya que habría que transitar el camino exactamente opuesto al que se recorrió para llegar a los 30 participantes actuales del campeonato de primera división.

Cuando los campeonatos se dividían en torneos Apertura y Clausura eran 20 los participantes, pero con Julio Humberto Grondona en vida se proyectó el ‘campeonato largo’ de 30 equipos que actualmente conduce el fútbol de primera división, y para concretarlo «de un día para otro» se registraron 10 ascensos en un torneo corto.

Claro que siempre es más sencillo subir a muchos equipos de golpe porque genera aprobación de los más chicos, pero ahora la Súper Liga propone el camino inverso, drástico, de tener que descender a esa misma cantidad de la noche a la mañana, lo que definitivamente sería traumático para muchas instituciones.

Por lo pronto, la idea que cuajó después del fallecimiento de Grondona fue un recorte paulatino de cuatro descensos y dos ascensos por año, hasta llegar con 22 participantes a 2020.

Tebas presentará el formato español el próximo lunes y este será llevado a la reunión de Comité Ejecutivo del martes 17 en el predio afista de Ezeiza.

La reunión de Comité Ejecutivo de cada martes no se llevará a cabo mañana porque el titular de AFA, Luis Segura viajó hoy a México para participar de una reunión de FIFA.

El futuro de los campeonatos argentinos en particular y del fútbol todo navega hoy en el mismo mar de incertidumbres en que flotaba aquel día de principios de diciembre pasado en que 75 asambleístas ejecutaron una votación que registró un inédito e irrepetible empate en 38 sufragios, como para corroborar que en el único lugar del mundo donde dos más dos no da cuatro es en la AFA.