Jujuy HD – A pesar de no poder entrenar en una pileta de natación, el campeón jujeño Alexander Villarroel, entrena en su casa para no perder el ritmo y volver con todo cuando vuelvan las actividades a la normalidad, mientras tanto toma las instrucciones vía zoom con su profesor, Facundo Baca.

El campeón nacional de natación, realiza ejercicios básicos, pero sobre todo prepara mucho sus brazos en un período determinado. Actualmente extraña la pileta ya que nada desde los 5 años.

  • “La estoy llevando bien, pero me frustró un poco, tenía muchas ganas de competir en los torneos nacionales. Tengo otro tipo de ejercicio, es para sacar fuerza en 50 libre, mariposa y pecho”.

Entrena con una goma elástica que tira, atada a un poste, donde hace brazadas de crol durante 30 segundos y luego hace ejercicios de calistenia. En los días intercala los ejercicios, va cambiando.

  • “Lo que también estoy trabajando son las piernas, es lo que me falta en la patada, la fuerza en las pruebas, corta es si o si”.

Todo lo malo tiene algo de bueno. Alexander pudo en esta cuarentena, aprovechar para estar más tiempo con su familia ya que su rutina, era muy agitada durante la semana. Entrenaba de lunes a sábado.

  • “Mi vida era entrenar, lo hacía todos los días, veía a mi familia solo a la noche. Salía del colegio a las 13, a las 14 entrenaba, a las 17 iba al gimnasio hasta las 21 horas, ahora estoy más con mi familia”.

La tecnología lo mantiene en contacto con sus familiares, amigos y profesores. Lo que más usa es el celular, es por ahí donde toma las instrucciones de su profesor. Se preparaba para el NOA y un nacional y solo pensaba en mejorar la marca.

  • “El nacional era en Santiago del Estero, pensaba que me iba a ir mejor que en el anterior. Estoy 5to en el ranking de los velocistas”.

En el 2018 salió campeón en 50 libre crol con un tiempo de 28 segundos. En el 2019 también se ubicó en el primer puesto en un nacional con 27 segundos. Subió al podio, en el primer lugar, en la categoría menor 2 y luego en cadetes.

  • “Todos los días hago ejercicios, amo hacer ejercicios. Comencé a los 8 años a practicar y nunca dejé de hacerlo”.

Alexander tiene 15 años actualmente. Comenzó a los 5 años en la pileta de Tiro y Gimnasia, a los 7 se fue al Club Atlético Independiente y luego se fue a los 13 años a Fundación Acuática. Actualmente no pierde contacto con sus pares, quienes le comentan que están en la misma situación. A la mayoría, no les gusta estar encerrados.

  • “Cuando te apegas a un deporte y cuando estas encerrado, no podés estar sin nadar por lo menos dos días. Dejas de hacerlo y bajas en rendimiento”.

Alexander aprovecha las salidas permitidas y lo único que espera es que habiliten la natación. También sale andar en bicicleta para no perder el ritmo.

  • “Lo único que espero es que el gobierno habilite la natación, es un deporte que año desde chiquito, no puedo estar sin nadar un día, la pileta es mi casa, mi segunda familia”.

La mitad de su vida la paso en la pileta y ahora deberá esperar que habiliten la natación. No pierde el ritmo, espera entrenando y anhela que los días posteriores, pueda volver hacer lo que más le gusta, nadar.

En casa

Comentá esta nota

comentarios

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
81