Para el nacido en El Acheral, no fue un combate fácil. Miguel Barros, fue un duro contrincante, que en cada episodio le llevo trabajo a Yapura. “Me costó un poco, pegaba muy fuerte, un boxeador muy pegador, pero lo supimos resolver”, dijo el flamante campeón, “La Hormiga”.

La contienda duró cuatro asaltos y en cada uno de ellos, Yapura descargaba toda su furia. “Lo gano porque me entreno para esto, día a día, porque quiero cumplir un sueño, llegar a ser campeón del mundo”.

Título Provincial Mosca

La pelea fue buena, ambos sabían dónde pegar, pero predominó la astucia de uno solo. “Los dos trabajamos en lo técnico, muy bien”, remarcó Yapura y agregó que está “muy contento” porque trabaja ser campeón.

Yapura, no solo piensa en él, a la hora de enfrentar a su rival, sino también en su familia. “Tengo un sueño y quiero cumplirlo, para sacar adelante a mis hermanos”.

El púgil ramaleño, reconoció que el combate no fue fácil, pero a pesar de eso, supo “superarlo”. “Vi el hueco abajo, en el hígado, puse dos manos, sentí que entraron y ahí fue donde atacamos más”. Así cierra una nueva etapa Rodrigo Yapura, quien ahora mira seriamente para llegar a ser profesional.

Comentá esta nota

comentarios

Compartir