Fueron seis jujeños al certamen. Rodrigo Alurralde en 64 kilos (campeón argentino), Tiago Brizuela en 87 kilos (campeón argentino), Andrés Salinas bronce en 76 kilos, Facundo Vidal plata en 70 kilos, Diego Efraín Sivila plata en 70 kilos y Mario Garzón plata hasta 64 kilos, todos en cinturón blanco.

Estuvieron las escuelas más fuertes del país. Es posible que el año que viene se realice un regional en Jujuy por primera vez. Desde la confederación se esta tratando de cambiar el sistema.

Hay luchadores que siguen participando con 4 o 5 años de experiencia en una misma categoría. “Por medio de un ranking vamos hacer que una persona que tengan en cinturón blanco dos competencias y hayan salido campeón, ya no podrán participar en la misma categoría, tienen que pasar a otra”, dijo Darío Caero.

Se estuvieron preparando desde el año pasado para este torneo. Solo asistieron a este certamen durante el año, donde le fue bastante bien. “Hay un buen nivel de jiu jitsu, teniendo en cuenta el centro del país”.

El mayor objetivo son los torneos nacionales. “Me da muchísimo orgullo, este es el segundo año consecutivo que pudimos obtener dos campeones argentinos en cinturones blancos”.

Comentá esta nota

comentarios