El CIDEF nació allá por el año 2015 y en el 2016 se traslado a la sede tupaquera de la calle Alvear. Lo hicieron porque la cancha contaba con las medidas reglamentaria.

Luego de la intervención, quedaron allí los Carnet de FeVA, varillas, pelotas, camisetas y un gimnasio montado. Todo esto derivo en la desafiliación de la Federación Jujeña de Voleibol. Según Cabral, el juez Pullen Llermanos, no permite que saquen los elementos desde hace dos meses.

En lo deportivo no hay duda de su capacidad, pero en los últimos meses en el campeonato, culminaron terceros debido a que no cuentan con los elementos para poder entrenar. “Estar sin cancha, no se puede sostener”.

Presentaron cuatro notas al gobierno solicitando los elementos y un espacio. “Nos hemos presentado con la gente que entiende la causa y solo resta esperar que se destrabe”.

Hablaron con la Secretaria de Deporte, Analía Franco quien le dio las garantías de que se les van a devolver los elementos y que desde la institución estarían trabajando con un espacio para el CIDEF. “Queremos que nos devuelvan los elementos”.

La Federación Jujeña de Voleibol brindo su apoyo para tratar de resolver la situación. “Tenemos que agradecer su intervención”.

CIDEF contenía alrededor de 120 personas, nace en el 2015 y tocaron varias puertas para poder realizar su tarea con la sociedad. Se trasladan a la Tupac y desde hace dos años están en las competencias federadas. “Es un proyecto muy ambicioso que incluye lo social y recreativo”.

Abarca a los niños con escasos recursos, capacidades diferentes y el Newcom (nueva modalidad del voley para adultos). “Estamos dispuesto a continuar con nuestro proyecto cuando surja un espacio”.

Desde la Secretaria de Gestión de la Gobernación, le informaron que la próxima semana tendrán una respuesta por la devolución de los elementos. Hay un principio de compromiso desde el gobierno.

Comentá esta nota

comentarios