Frezzotti volvió a su puesto, el medio y en su lugar estuvo Caro Torres, jugador que se destacó en el fondo. Fue el único que se animó a más y estuvo lúcido a la hora de marcar al rival.

Tanto Buono como Córdoba no rindieron en sus nuevas posiciones. Buono en el extremo derecho y Córdoba de centro delantero. Ahí Gimnasia no tuvo un buen rendimiento.

El partido, primer tiempo mejor Gimnasia. Apuraba al rival sorprendiendo con una bomba de Morales al travesaño. El local era mucho mas que Quilmes, presionaba, quitaba pelotas, tenía mas juego y arrinconaba a su rival.

Solo en una contra de Quilmes llevo susto. Mal parado Gimnasia y de contra, Blanco se perfiló al arco y mano a mano marró el gol. De Giorgi leyó bien la jugada y le achico el arco, tapada y a salir jugando.

La última fue para Gimnasia. Un centro al área y Córdoba de palomita no llega a impactar el balón. Era gol, pero por pocos centímetros se iban al vestuario con un empate en cero.

En la segunda etapa, el partido carecía de fútbol y emociones. Los hinchas se impacientaban cada vez que Gimnasia no podía entrar al área de Quilmes. Tres cuartos de cancha y la pelota de nuevo para atrás.

Quilmes se tiró atrás con una línea de cinco. La presión de los hinchas sobre los jugadores no dio resultado. El “Lobo” no encontraba el hueco para que un delantero pueda desnivelar el marcador. Tal vez por la poca experiencia en el área, de los jugadores que cambiaron de puesto.

En cero, empate y silbatina para los jugadores, la hinchada le pedía más en el campo de juego, pero eso estuvo lejos. Y encima en el final, Quilmes casi le marca el gol, salvó Frezzotti sacándola de la línea. La próxima, con Sarmiento de Junín.

GIMNASIA (J): De Giorgi, Caro Torres, Sanabria, Ferreyra, Frezzotti, Sánchez, Buono, Morales, Córdoba, Auzqui y Virreyra.

QUILMES: Ledesma, Larrea, Ortiz, Lozano, Max, Mieres, Zabala, Obregón, Blanco, Imbert y Noble.

ÁRBITRO: Héctor Paleta

Preocupación en Gimnasia (J)

Comentá esta nota

comentarios