Marcelo Sánchez, reconoció que fue un partido duro, “difícil, sin margen de error”. “Estuvo muy friccionado y entrecortado, no tuvimos el buen rendimiento de siempre, pero la suerte estuvo de nuestro lado en la tanda de penales”.

Destaca que no se sienten favoritos ni tampoco “menos que nadie”. Confía en su equipo y en cada uno sus jugadores. “Queda un largo camino por recorrer en la Liga y en la Copa, son todas finales a un solo partido”.

En el momento del balance de este momento tan importante para el club, recordó a todas y a cada una de las personas que lo acompañaron a lo largo de estos años para que “El Tiburón” disfrute hoy de los momentos que está viviendo. “Agradecer a ex jugadores y dirigentes por su inmenso aporte”.

La gente se fue con una alegría inmensa del estadio La Tablada con la ilusión de ganar el próximo partido y sabiendo que su equipo dejo todo en el campo de juego. “Fue hermoso ver a los niños de la escuelita acompañar al equipo y sentirse parte de la fiesta, eso se llama sentido de pertenencia”.

Ya piensa en el próximo compromiso el día miércoles con Talleres en Perico. “Veremos cómo están los muchachos que jugaron hoy y también pensando en que las tres incorporaciones que se sumaron para esta segunda rueda, vinieron para eso, para jugar y darle mayor jerarquía al equipo, tanto Leo Sánchez, Cristian Aldonate y Pablo Mamani”.

Jugadores que acompañaran al equipo para intentar lograr los objetivos en el torneo doméstico, no así en la Copa, ya que la lista de 40 jugadores se presentó a principio de año y no se permite modificaciones.

 

 

Comentá esta nota

comentarios