El encuentro había comenzado con un buen fútbol de parte de Gimnasia que supo leer las intenciones de Morón, que no hizo nada para desnivelar el partido en la primera etapa.

Se vio un equipo sólido en la defensa, pero con pocas ideas a la hora de definir. Su rival no dio trabajo, solo tuvo la pelota en algunos pasajes del encuentro. Pero en el segundo tiempo la historia iba a ser diferente.

Le llegó en tres oportunidades con un pelotazo de Lillo, casi de media cancha donde De Giorgi evitó el gol; en la segunda, Ramírez avisaba desde afuera con un balón que pasó rosando el palo izquierdo.

La tercera fue la vencida. Con poco, Morón desnivelaba el partido. Luego de un tiro de esquina, el balón llega a los pies de Lillo y este de zurda la manda a guardar. Gol de Morón a los 25 minutos del segundo tiempo.

De ahí en adelante, a defender y jugar de contra, esa fue la propuesta de la visita. El “Lobo”, herido por su rival, fue a buscar el empate. Antes, Jairo metía manos al banco de suplente. Entraban, Sufi, Bailone y Buono.

Morón se dedicó a no jugar haciendo tiempo, pero eso le jugó en contra. El árbitro Rey Hitfler, adicionaba 5 minutos más al match. De Giorgi se anima a salir del área, manda el balón y Bailone la peine y cae justo a los pies de Sánchez. Este no dudo y de zurda inflo la red, gol de Gimnasia. Justicia.

El grito se escuchó en todo Jujuy. Gimnasia empataba en el final del partido, a los 49 minutos ante la mirada atónita de los jugadores de Morón que se confiaron con el planteo mezquino, luego del gol. La próxima, en Mendoza con Independiente.

GIMNASIA (J): De Giorgi, Frezzotti, Sanabria, Ferreyra, Freire, Sánchez, Córdoba, Morales, Contín, Auzqui y Virreyra.

MORÓN: Galván, Racca, Martínez, Paredes, Nizzo, Mayola, Mendieta, Lillo, Akerman, Ramírez y Pardo.

Deportivo Morón

Comentá esta nota

comentarios